martes, 19 de mayo de 2009

La sensatez de los padres de Mari Luz




MIGUEL ESTEBAN TORREBLANCA AUTOR DEL ARTICULO CON JUAN JOSE CORTES (Pastor evangelico y padre de la niña asesinada MARI LUZ


El lunes 18-Mayo-2009 el padre de Mari Luz volvía a darnos una lección de civismo, saber estar y de respeto, lo hacían desde Gijon (asturias) visita que yo aproveche para conocerlo en persona,
Demostro que a pesar de ser unos padres rotos por el dolor ante la perdida de una hija y en las tristes circunstancias que lo hicieron, mantienen una entereza fuera de lo común.
Seria fácil dejarse llevar por la ira y el rencor, reclamar venganza y exigir justicia, pero ellos lejos de lo que nos diría la lógica en estos duros momentos, solo reclaman su derecho a que se haga justicia, un derecho que les corresponde por ley y como padres.
No es fácil después de tanto sufrimiento no dejarse llevar por el sentimiento de venganza, y que parte de su entorno reclaman.
Y ese es precisamente el mayor merito de estos padres que a pesar de estar abatidos por la pérdida de su hija, piden únicamente que se haga justicia, y no solo a la memoria de su hija Mari Luz si no que luchan para que otros padres no tengan que pasar por lo que ellos están pasando y lo hacen desde la coherencia.
Una lección de moralidad para todos, incluidos aquellos que traten de tomarse la justicia por su cuenta, nos están demostrando con su actitud que a pesar de la creencia de que en la cultura gitana.
Todos deberíamos aprender algo de estos padres que con sus actos nos enseñan unos valores que no debemos olvidar, coherencia, civismo, sentido común, respeto y un profundo sentido de lo que es la justicia y la democracia.
Y es que Santiago del Valle ha dejado muchas victimas en su camino, y sin olvidarnos de los anteriores, en este caso una niña inocente a perdido su vida dejando a unos padres, hermanos y familia rota del dolor, ha destrozado a su propia familia ahora blanco injustamente de una sociedad que no entiende como se pudo permitir llegar a esto a causa de la ineficacia de la justicia.
Creo que el mayor homenaje que se le puede rendir ya a Mari Luz es agradeciendo a sus padres la lección de moralidad que están dando, reconociendo su entereza, y no permitiendo que su dolor caiga en el olvido.
Donde quiera que esté seguro que se siente orgullosa por tener unos padres como los que tiene.

No hay comentarios: